Los 7 mejores miradores de Granada

Vereda de enmedio - Sacromonte, Granada

Rincones mágicos que te harán soñar

No todo es Alhambra en Granada. A pesar de que la fortaleza roja es siempre el centro de atención, merece la pena salir de ella para verla más en perspectiva, y con ella el resto de la preciosa ciudad que yace bajo las faldas de Sierra Nevada. Os propongo una ruta por estos siete mágicos lugares que no os dejarán indiferentes.

     1. San Miguel Alto

Alhambra desde San Miguel Alto - Granada

La ‘nueva’ ermita construida sobre los restos de la destruida vieja ermita de San Miguel (por las tropas de Napoleón, como no) esconde uno de los tesoros mejor guardados para el turista medio que visita Granada, y no, no hablo de la estatua que esconde en su interior y que cada 29 de Septiembre es motivo de la famosa romería de San Miguel, no, me refiero a su mirador.

Iglesia de San Miguel Alto - Granada

Las vistas desde aquí son espectaculares, pero si queréis aprovechar mejor vuestra visita, aquí van algunas recomendaciones:

  • Si dormís en Granada, no os perdáis una visita nocturna a este precioso mirador, sobre todo en verano y primavera. De noche, con vuestra pareja o amigos y con un buen picnic, puede convertirse en uno de esos mágicos momentos para recordar.
  • Si aún tenéis tiempo, no podéis pasar la oportunidad de bajar hacia el Barrio del Albayzín. No pasa nada si os perdéis un poco por sus sinuosas calles, al final del camino espera siempre la Carrera del Darro, Plaza Nueva o Calle Elvira.
  • Para llegar en coche, dirigíos hacia la carretera de Murcia pasando por la calle donde se encuentra la fábrica de Cervezas Alhambra, todo recto en dirección al Mirador de San Cristóbal (Albayzín) y pasando la fábrica de cerámica Fajalauza encontraréis un desvío a la derecha que deberéis tomar. Tras varias curvas llegaréis a un cruce; seguid todo recto hacia arriba y una pequeña rotonda será la señal para que aparquéis y caminando por el caminito de tierra hasta las instalaciones del fondo, veréis una pequeña fuente, la del Aceituno, justo a la espalda de la entrada de la ermita donde se encuentra el magnífico mirador. En bus es mucho más fácil: Coged el N9 desde la parada frente al Hospital Real cruzando Avenida de la Constitución.

    2. Cruz de la Rauda

Mirador Cruz de la Rauda - Granada

Este mirador situado en el Albayzín, algo más abajo del anterior y junto a la Calle San Luis, es fruto de sucesivas obras a lo largo de los siglos. Recibe el nombre del lugar que ocupaba dicho espacio: Cercano al cementerio árabe de la Rauda, y junto a la Mezquita del Enterramiento y posterior Iglesia de Santa María de los Abades, hace muchos años desaparecida.

  • Para llegar lo mejor es bajar andando desde San Miguel Alto en dirección a la Placeta Cruz de Piedra. Hacia la izquierda encontraremos la Calle San Luis.

    3. Vereda de Enmedio

Mirador Vereda de Enmedio - Granada

Sin duda uno de los mejores miradores que jamás hayáis visto, y no me refiero sólo en Granada. Es uno de los caminos históricos creados durante la segunda mitad del S. XIX para comunicar las cuevas del Sacromonte, un barrio periurbano surgido en época medieval a extramuros de la ciudad y limitado por la muralla del Albayzín. El lugar adquirió una gran importancia en el S. XVI por el hallazgo de los restos de los primeros cristianos de Granada, erigiendo la nueva Colegiata de San Cecilio y promoviendo un Vía Crucis muy popular en la ciudad.

  • De nuevo, debo recomendar este mágico lugar para las noches veraniegas, ya que la temperatura es bastante más baja aquí que en el resto de Granada sin ninguna duda. Ni que decir tiene que las vistas con el Generalife y la Alhambra como ilustres telones de fondo son realmente impresionantes.
  • ¿Qué sería de un lugar como éste para relajarse, de unas inmejorables vistas como las que depara la ciudad de Granada, sin una cañita y una tapa? Pues tampoco os van a faltar, ya que justo en este mirador, una simpática pareja del Sacromonte sirve tras una pequeña barra las cervezas y los refrescos que queráis. ¡Fresquito, vistas y caña en este lugar no tienen precio! Bueno precio sí, alrededor de 2€ la bebida, no todo va a ser gratis.
  • Para llegar olvidaos del coche; el bus C2 sale de Plaza Nueva en dirección al Sacromonte. Cuando lleguéis a la última parada, tomad la cuesta al otro lado de la calle y seguid siempre hacia la izquierda. Llegaréis enseguida y a bien seguro que sabréis si es el lugar correcto.

    4. Mirador de San Cristóbal

Mirador de San Cristobal - Granada

Este famoso mirador es punto de inicio en las visitas grupales al Albayzín. Inaugurado en 1957 y cerca de la antigua mezquita Jima Axaria, convertida en Iglesia de San Cristóbal en 1501 tras la conquista de la ciudad, nos da sin duda una perspectiva más cercana al barrio donde poder observar con más detalle su fisionomía, sus casitas blancas con tenderetes para la ropa por doquier o los restos de la antiquísima muralla zirí.

  • Si lo vuestro es el tapeo, éste es un punto perfecto para comenzar a recorrer el Albayzín, sus calles con bares, y sus rincones ocultos.
  • Se encuentra justo al lado del Tablao Flamenco Albayzín. Podéis ir en coche, y aunque el aparcamiento cerca es prácticamente imposible, existe una pequeña explanada un poco más arriba, siguiendo la carretera a la izquierda donde quizá consigáis dejar vuestro vehículo.
  • En bus hay que coger el N9, N8 o C3 (éste último desde la Plaza de Isabel la Católica).

    5. Placeta de Carvajales

refugio-granada-f3f3ae9be85f8a9b66e67f5243567f90

Los balcones y grandes miradores quedaron atrás para poder asomarnos a través de esta ventanita perdida del Albayzín. Este es un lugar recogido, más intimo quizás, un sitio donde sentir el verdadero ‘embrujo’ de Granada: La Placeta de Carvajales, donde uno llega sin saberlo, sin casi proponérselo tras huir del bullicio de Gran Vía y la famosa ‘calle de las teterías’.

Desde aquí nuestra visión de la Alhambra es más cercana. Mientras nos sentamos a observar protegidos por las paredes laterales como si de una pequeña alcoba se tratara, la torre de la Vela parece mirarnos como una señora orgullosa que ha sobrevivido a siglos de historia… No os lo podéis perder.

  • Una buena idea es visitar este bonito mirador antes del almuerzo, para después tapear tranquilamente por la zona.
  • Para algunos, por la noche gana enteros por el hecho de visualizar la Alhambra iluminada desde tan cerca, pero os recomiendo no buscar este lugar cuando el sol cae, el olor a cierta hierba prohibida y la suciedad que dejan ciertos personajes, junto con el olor a orín en ciertas ocasiones (fines de semana sobre todo) hacen que este bonito lugar se convierta más en un estercolero en el que es imposible permanecer más de dos minutos, por desgracia. Pero es sólo la opinión de un servidor.
  • Para llegar tendréis que callejear desde el final de la famosa calle donde se encuentran las Teterías, es la manera más fácil. Luego preguntad y preguntad, porque aunque está cerca, es fácil pasar la esquina que lleva a este bonito rincón.

    6. Mirador de San Nicolás

Mirador de San Nicolás - Granada

El más famoso y emblemático de todos los miradores de Granada, llamado así por la iglesia que descansa justo detrás (donde sin duda agradecerán un pequeño donativo para restaurar su estructura, muy dañada desde hace años y con una historia más allá de la época musulmana de Granada. Preguntad al chico que trabaja dentro).

Con Sierra Nevada como telón de fondo, podemos apreciar la cara norte de todo el recinto alhambreño y el Generalife: El Partal, el peinador de la Reina, la torre de Comares, el oratorio del Mexuar, la iglesia de Santa María de la Alhambra o la torre de la Vela, junto con las Torres Bermejas a la derecha y el recorrido del río Darro.

Por cierto es el lugar que hacia 1970 visitó Bill Clinton siendo una chavalín, y desde el que 27 años más tarde volvió a contemplar la Alhambra, esta vez como presidente de EEUU. Allí pronunció su famosa frase: ‘El atardecer que se contempla desde el mirador de San Nicolás, es el más bonito de la Tierra después de Marta.’

Mis recomendaciones:

  • Cualquier hora es buena para disfrutar de las fantásticas vistas, pero durante las tardes y noches de primavera y verano se hace especialmente molesto acudir a este enclave por la masificación de turistas que lo visitan. Aunque también lo encontraréis abarrotado a cualquier otra hora del día, a excepción de si vais muy temprano por la mañana. El amanecer en el mirador de San Nicolás es francamente poco conocido por turistas y autóctonos, ¿a qué esperáis para experimentar algo diferente?
  • Nunca diré que no merece la pena, muy al contrario, es altamente recomendable visitarlo, pero no es un sitio especialmente romántico a esas horas, ni poco bullicioso, ya que la gran afluencia de visitantes provoca la no menos masiva concentración de ‘flamenquitos’ y tenderetes improvisados (en ocasiones sí que se celebran mercados de artesanía perfectamente legalizados) junto con todo tipo de espectáculos callejeros que a unos divertirán, y a otros simplemente espantarán si lo que buscan es un lugar más relajado donde maravillarse con las vistas.
  • Si por casualidad os encontráis por Granada en pleno invierno, y tenéis la inmensa suerte de ver nevar en está majestuosa ciudad, no lo dudéis: Dirigíos hacia el mirador de San Nicolás, será algo digno de recordar.
  • No puede faltar el detalle de tomar una copa frente al monumento más visitado de España, ¿dónde? Justo abajo del mirador encontraréis ‘El Huerto de Juan Ranas’ y ‘El Balcón de San Nicolás’, dos restaurantes que sin duda os proporcionarán una experiencia inolvidable.
  • Para llegar en coche, se hace harto complicado y no merece la pena. Lo mejor es coger el bus C1 que parte de la catedral, en Gran Vía.

    7. Mirador de Almanzora

Y llegamos al último de la lista, no por ello el menos importante, ni mucho menos. En contraposición al anterior, este quizás sea el más desconocido y sin embargo, es uno de los más especiales.

Su nombre proviene de la antigua mezquita Almanzora que se levantaba justo donde hoy se encuentra la iglesia de Santa Ana. Lo que yo llamo ‘el secreto mejor guardado del Barrio de la Churra’ es un encantador lugar entre las faldas de la Alhambra y el viejo Albayzín… sin vistas a la Alhambra. Es quizás por ello tan desconocido e incluso decepcionante para muchos ‘ignorantones’ que oyen hablar de él sin conocerlo. Pues bien, en absoluto.

Ante él se extiende el Albayzín de cármenes blancos, el mirador de San Nicolás, y parte del centro histórico con su catedral imponente.

  • Es un lugar idóneo sobre todo al atardecer, no lo olvidéis. Los colores anaranjados y rosáceos que inundan la vista tras la ciudad, mientras se conversa sin prisas o se observa el panorama, son una sensación verdaderamente increíble.
  • Se accede partiendo de la plaza de Santa Ana (junto a Plaza Nueva) por la estrecha calle de la derecha, justo al lado de la Oficina de Turismo. Una vez arriba girad a la derecha y cuando veáis unas escaleras a la izquierda, seguidlas hasta el final. No tiene pérdida.

 

Para despedir este post, ni que decir tiene que existen muchos más miradores de los anteriormente mencionados, pero para mí estos siete son sin duda los más bonitos y significativos. En la parte de ‘Comentarios’ podéis añadir cuantos queráis, explicando el por qué son especiales para vosotros.

¡Dejad también vuestros comentarios cuando los visitéis! 😉

  4 comments for “Los 7 mejores miradores de Granada

  1. fran
    septiembre 2, 2015 at 3:50 pm

    Muy buena relación de miradores. El más visitado el número 6. Mi favorito el número 5 y el de la terraza de mi casa en el barrio :p
    Faltan para mi gusto: San Miguel Bajo, Plaza de la Victoria (al final de San Juan de los Reyes) y alguno más a los cuales se llegar pero no decir exactamente donde están.

  2. Pepa
    septiembre 6, 2015 at 7:43 am

    ¡Me ha gustado mucho el artículo! Hubiera incluido el mirador del Campo de los Mártires, un lugar precioso, muy poco frecuentado y muy fácil de acceder, con unas vistas asombrosas. Es un parque justo detrás del Carmen de los Mártires con varios accesos, uno de ellos está justo en el otro lado de la calle de la taquilla de la Alhambra.

  3. MonLerma
    septiembre 12, 2015 at 10:26 am

    ¡Muchas gracias por el aporte Pepa! Llevas toda la razón, hay muchos más miradores que merecen la pena por supuesto, uno de ellos el que tú mencionas. Quizás más adelante escriba la segunda parte de este post 😉 Un saludo y gracias por leer mi blog.

  4. MonLerma
    septiembre 12, 2015 at 10:29 am

    Muy buenas Fran, gracias también a ti por el aporte. Desde luego que tienes toda la razón en que faltan miradores que para algunos serán más especiales que los que yo he publicado, pero ya sabes, sobre gustos… colores! Si realizo otro post sobre miradores ten por seguro que incluiré los que mencionas. Un saludo y muchas gracias por entrar a mi blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.