El Carnaval en todo el mundo

 

rio carnival

¿De donde surge esta festividad?

El origen del Carnaval “cristiano”

La celebración del Carnaval es una de las fiestas más populares del mundo. El origen de su celebración proviene probablemente de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales (en honor a Saturno, dios de la agricultura) y las lupercales romanas (en honor al Fauno Luperco), o las que se se realizaban en honor del toro Apis en Egipto. Estamos hablando de unas celebraciones con más de 5000 años que surgieron de África hacia el Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del Siglo XV.

Por ello, se celebra en los países de tradición cristiana precediendo a la cuaresma generalmente durante tres días con el nombre de carnestolendas, y son los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza, que es el día en que comienza la cuaresma en el calendario cristiano. En ciertos países en que el carnaval está muy arraigado como celebración popular, y ya alejada de su significado religioso, alargan los festejos a los fines de semana del mes de febrero y a veces el primer fin de semana de marzo.

Hay varias teorías que explican el origen de su nombre:

  • Se dice que el término carnaval proviene del latín medieval “carnelevarium”, que significaba “quitar la carne” y que se refería a la prohibición religiosa de consumo de carne durante los cuarenta días que dura la cuaresma.
  • Hay gente que cree que el nombre procede de la palabra italiana “carnevale”, que significaba la época durante la que se podía comer.
  • Pero hay otra versión que va un poco más allá:  El origen pagano de la fiesta puede referirse a Carna, la diosa Celta de las habas y el tocino.

Un poco de historia

En la Edad Media, tan inflexible en los ayunos, abstinencias y cuaresmas, y con persecuciones a quienes no respetaban las normas religiosas, renació sin embargo el carnaval y se continuó la tradición hasta la actualidad en muchos lugares del mundo. En esta época, se celebraba con juegos, bailes, banquetes y diversiones en general, con mucha comida y bebida, con el objeto de enfrentar la abstinencia con el cuerpo bien fortalecido y preparado.

Durante el reinado de los Reyes Católicos ya era costumbre disfrazarse en determinados días con el fin de gastar bromas en los lugares públicos. Más tarde, en 1523, Carlos I dictó una ley prohibiendo las máscaras y a los enmascarados. Del mismo modo, su hijo Felipe II también llevó a cabo una prohibición sobre máscaras. Fue Felipe IV, quien restauró el esplendor de las máscaras.

Franco prohibió los festejos carnavaleros en todo el país, por aquello de que transgredían las normas, ya sabéis. Pero en lugar de quedarse en casa los tinerfeños le pusieron el nombre de “Fiestas de Invierno” y en Cádiz nacieron las “Fiestas Típicas Gaditanas“. El eufemismo les valió cuatro décadas de carnaval ininterrumpido, aunque en muchos casos o bien desapareció o quedó bastante descafeinado. En 1976 se restableció el nombre y “la fiesta”.

Una curiosidad: El origen de la palabra “disfraz”

El término ‘disfraz’ (vestimenta que oculta la apariencia de una persona y que se usa, entre otras ocasiones, para asistir a fiestas y carnavales) proviene del verbo disfrazar (y éste de su forma antigua ‘desfrezar’) utilizado para indicar la acción de disimular o encubrir alguna cosa.

Su etimología está discutida e incluso el propio Diccionario de la RAE no se atreve a dar un origen exacto de dónde procede ese “desfrezar”. A pesar de ello, muchos son los expertos y fuentes que indican que su procedencia está en el prefijo “des” (deshacer) y “frezar” (huella dejada por un animal). La unión de ambas nos daría el significado ‘deshacer o hacer desaparecer una huella o el rastro dejado por un animal’ y, como tal, nacería como sinónimo de camuflar, enmascarar, ocultar, encubrir y, como no, disfrazar algo o a alguien.

Así pues, el hecho de disfrazarse, en su origen, no es más que el acto de ocultar algo (en este caso la identidad) para pasarlo bien y poderse desmadrar sin tener que dar explicaciones.

¿Sabías que…?

  • El carnaval italiano y el gaditano están íntimamente relacionados, resultando una mezcla de estilos gracias a la herencia de la importante colonia de comerciantes genoveses establecidos en Cádiz desde finales de la Edad Media, a la influencia caribeña merced a los intensos intercambios comerciales y culturales entre ambas orillas del Atlántico a través del puerto de Cádiz, y un toque de flamenco andaluz, que le dan esa riqueza y esa distinción tan características.
  • El entierro de la Sardina: En Murcia se celebra cada año el popular Entierro de la Sardina, una ceremonia con la que se anuncia el fin del carnaval en diversos puntos de España y también en Hispanoamérica. Durante todo el año las llamadas agrupaciones sardineras hacen los preparativos de la fiesta y  nombran cada año un Gran Pez y, desde 1988, también a una Doña Sardina, títulos honoríficos que presiden simbólicamente las celebraciones.Se celebra tradicionalmente el Miércoles de Ceniza y en él se entierra simbólicamente al pasado, a lo socialmente establecido, para que puedan renacer con mayor fuerza, para que surja una nueva sociedad transformada.Desde tiempos ancestrales, el entierro de la sardina, como manifestación pública del lamento por el fin de la época del asueto, la holgazanería y la abundancia se venía celebrando en toda la geografía española en la víspera del Miércoles de Ceniza, lo que coincide con la celebración francesa del Mardi Gras (martes de carnaval o “martes graso”). Esta celebración también se realiza en Nueva Orleans, Luisiana y Mobile, Alabama (EEUU).
Llegada de la "Sardina" a Murcia.

Llegada de la “Sardina” a Murcia.

  • El carnaval llegó rápidamente a las tierras americanas unido a la religión católica. Hernán Cortés tomó recaudos para su celebración en México.
  • El Carnaval de Río de Janeiro no sólo es el más famoso sino también el más desenfrenado. En ciertos lugares el desenfreno es tanto durante el carnaval, que las crónicas resultan espeluznantes. Por ejemplo, el carnaval 2004 dejó un saldo de muertos devastador no sólo en Brasil, sino en toda Sudamérica: 121 muertos en Brasil, 61 en Ecuador, 36 en Venezuela, 30 en Bolivia, 20 en Panamá, etc. También en Río de Janeiro  se crearon las Patrullas del pis: Para frenar la mala costumbre de orinar en público, algo muy frecuente en el carnaval, miles de trabajadores de la ciudad forman la patrulla del pis para evitar que ocurra alrededor de los desfiles y fiestas. Van vestidos de civil y reciben órdenes de detener a los juerguistas que no se molestan siquiera en buscar un baño. La primera vez los infractores serán multados, mientras que los reincidentes pasarán la noche en la comisaría.

rio_carnival_2013_50

  • El Dios Momo se presenta de varias maneras, a veces simplemente un muñeco para quemar en la última noche, otras veces verde paraunos, rojo para otros, pero en mayoría regordete, grotesco y burlón. Momo es celebrado en muchos lugares, pero en especial en Uruguay, en Panamá, en Barranquilla o en Niza.

dios_momo

  • Hay países en que se comienza la celebración del carnaval en distintas fechas, como en algunos lugares de Alemania en que se inicia el 11 del 11 a las 11 horas 11 minutos. O los hay que lo comienzan cuando acaba la Epifanía, el 6 de enero. En otros lugares es tradicional comenzar el jueves anterior al Miércoles de Ceniza, y lo denominan “Martes Graso”, como sucede en Italia.
  • En España, como en otros países, hay diversas formas de celebrar el carnaval según la región. En Valencia, en la localidad de Villar del Arzobispo, se realiza uno de los carnavales populares más característicos; pues en éste, se lleva a cabo el Entierro de la “Morca” (Morcilla), como símbolo de uno de los significados cristianos de la fiesta del carnaval como es el fin de poder comer carne.
  • El Carnaval de Tenerife entró en el Libro Guinness de los Records cuando Celia Cruz reunió en 1987 a más de 200.000 personas para bailar en la plaza España. ¡Más de 200.000! Aquel día el mundo se desplazó un milímetro de su eje: con un salto simultáneo de todos los tinerfeños. Ni los chinos de una vez.El de Tenerife es también el único carnaval en España con la distinción de Fiesta de Interés Turístico Internacional, decretado el 1980. En la actualidad, el Carnaval se postula para ser Patrimonio de la Humanidad, distinción que la Unesco ha otorgado a los carnavales de Barranquilla (Colombia), Binche (Bélgica), Makishi (Zambia), Oruro (Bolivia), Imst (Austria) y Drametse (Bután).Gracias al Carnaval hay un vínculo de hermandad entre Santa Cruz de Tenerife y Río de Janeiro. No sólo por eso, Río de Janeiro fue fundada por el tinerfeño y jesuita Padre Anchieta, que al parecer… ¡también fundó Sao Paulo!
  • Carnaval de Venecia: Surge a partir de la tradición del año 1480-1700, en donde la nobleza se disfrazaba para salir a mezclarse con el pueblo. Hoy miles de visitantes acuden a Venecia en estas fechas para admirar los espectaculares disfraces de quienes invierten miles de euros para lucir como una estrella durante algunos días del año o sólo para mezclarse entre la gente y perderse por las callejuelas de esta ciudad única. Se organizan muchos eventos y fiestas, algunas de ellas privadas a las que es difícil asistir sin enchufe. Los precios de las fiestas también son altos, y una noche puede llegar a costar hasta 500€. El récord de visitantes y eventos se alcanza el día de Martes de Carnaval.

    Venezia__Gold_Carnival_by_blueanto

    Foto por blueanto

  • No podemos dejar este tema sin mencionar a Granada, más en concreto las festividades carnavalescas de la localidad de Alhamba de Granada, fiesta reconocida de Interés Turístico en Andalucía, el carnaval se caracteriza por sus máscaras y mascarones, donde la gente lo único que necesita para disfrazarse es revolver los viejos baúles para ataviarse con ropas antiguas y “catetas”, cubrirse el rostro con un trapo para que sus vecinos no los conozcan y gritar con voz chirriosa la famosa frase “¡Uy que torpe, que no me conoces!“.

 

Hay muchas y muy variadas festividades de Carnaval celebradas en las ciudades y países más insospechados del mundo, pero os animo a que comentéis aquí cualquier dato o información que creáis pueda ser digna de compartir. ¿Qué tiene de especial el Carnaval de tu pueblo o ciudad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.