El Yugo, las Flechas y el Águila

45-yugos-y-flechas-cambio-sentido

¿Símbolos franquistas? No se confundan.

 
Así es, al contrario de lo que mucha gente cree, el conocido símbolo franquista del águila, el yugo y las flechas, es un símbolo muy antiguo, antiquísimo. De hecho no sería la primera vez que un régimen similar al franquista, adoptara un símbolo de la antigüedad para su propio beneficio. Tal fue el caso de los nazis y su esvástica de origen hindú.


Fueron los Reyes Católicos los que crearon cada uno de los elementos que componen el denominado símbolo de la España franquista:

Fernando el Católico eligió para sí, el símbolo del yugo y una cuerda que oscila alrededor, en referencia a la leyenda del “nudo gordiano“, según la cual un campesino de Gordión (actual Anatolia, en Turquía) llamado Gordias, llevaba sus bueyes atados al yugo con unas cuerdas anudadas de una forma tan complicada que era imposible desatarlas. Además, existía una especie de profecía que promulgaba el hecho de que el futuro rey de Frigia vendría por la Puerta del Este acompañado de un cuervo que se posaría en su carro. Según las tradiciones, quien consiguiera desatar elnudo gordiano podría conquistar Oriente.
 
Escudo del Franquismo, tomado de los Reyes Católicos.

Cuando Alejandro Magno se dirigía a conquistar el Imperio persa, en el 333 a. C., tras cruzar el Helesponto, conquistó Frigia, donde se enfrentó al reto de desatar el nudo. Solucionó el problema cortando el nudo con su espada. Esa noche hubo una tormenta de rayos que simbolizó, según el mismo Alejandro, que Zeus estaba de acuerdo con la solución, y dijo: «tanto monta cortar como desatar». El augurio se cumplió y efectivamente tal como cuenta la historia, Alejandro conquistó Oriente.

 
Fernando tomó la frase de Alejandro Magno como divisa, abreviada en el mote heráldico «tanto monta». Debido a que Aragón terminó la reconquista mucho antes que Castilla, se lanzó por la ruta de Oriente: los almogávares, el ducado de Atenas, son ejemplos de ello. Fernando se sentía heredero de estos afanes.
 
Isabel I de Castilla optó por las flechas unidas con un lazo, refiriéndose al viejo cuento del padre que al morir dice a sus hijos que, permaneciendo unidos como el haz, serán más fuertes.
 
Otro elemento empleado por Isabel fue una modificación de las columnas de Hércules. Desde los griegos, las columnas de Hércules (Calpe —el peñón de Gibraltar— y Abila —Ceuta—), en el estrecho de Gibraltar, señalaban el fin del mundo conocido o navegable, por lo que representaron las columnas con una banda en la que estaba escrita la divisa «Non plus ultra» («No más allá»). Tras el descubrimiento de América y conseguida la navegación por el Atlántico, Isabel añadió al escudo de la corona dichas columnas, cambiando la divisa de la banda en «Plus ultra» («Más allá»), que todavía se mantiene en el escudo nacional.
 
También fue Isabel la que desde muy joven usó el Águila de San Juan como escudo, en un principio sin corona, ya que aún no había sido nombrada Reina de Castilla, suceso que tendría lugar en Segovia a finales de 1474. Posteriormente el símbolo fue incorporado a las armas combinadas de ambos.
 
Pero el origen del Águila de San Juan pertenece a la iconografía cristiana más antigua, ya que, al ser uno de los 4 Evangelistas, le correspondía la figura del águila como representación, al igual que el toro representaba a San Lucas, el hombre a San Mateo y el León a San Marcos. En la mayoría de los casos, veremos como el águila aparece con la mirada hacia arriba en señal de mirar al sol. ¿Y por qué? Debido a que el Evangelio de San Juan es el más teológico y profundo de todos, y porque comienza con la observación del Niño-Dios, Jesús.
 
Este es el sentido del águila como representación de San Juan, y estos son los símbolos que componen el escudo franquista, pero que como ven, ni el régimen de Franco lo inventó, ni tiene un sentido peyorativo. Éste es sólo uno de los ejemplos que en España deberíamos tener en cuenta a la hora de identificarlos a la ligera con diversos asuntos, para los cuales no fueron creados en origen. Pero tiempo al tiempo. Con cultura, es posible.

Artículos relacionados: http://blogs.larioja.com/actualia/2007/03/07/cultura-general-aguila-patmos/
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.