Palacio de Dar al-Horra

dasdsads

El retiro forzoso de Aixa

El palacio de Dar al-Horra, uno de los monumentos menos conocidos de Granada, es también uno de los más interesantes y escondidos del Albayzín. Éste es el palacete que el emir Muley Hacen otorgó a su esposa Aixa como dote. Aunque Aixa era la reina y la  madre de Boabdil (apodado “el chico” por los cristianos y último rey de Granada), Muley Hacen la repudió en favor de una joven cautiva cristiana, Isabel de Solís, hija del Comendador de Martos (Jaén) , que se convertiría al Islam adoptando el nombre de Soraya, que significa “Lucero del Alba“.


El gobernante rápidamente convirtió a Soraya en su esposa favorita ya que estaba locamente enamorada de ella, lo que suscitó la envidia y los celos de Aixa, madre del heredero. No tardó  ésta en alentar ciertas intrigas en palacio, que unidas al disgusto de la familia noble de los Abencerrajes por el hecho de que una cristiana estuviera en la corte, propiciaron con el tiempo la abdicación de Muley Hacén en su hermano, el caudillo conocido con el nombre de El Zagal.
Finalmente Aixa se retiró a esta zona en pleno corazón del Albayzín y el palacio pasó a llamarse Dar al-Horra, la “casa de la reina”. Fue construido en el siglo XV sobre los cimientos de un antiguo palacio perteneciente a los reyes Ziríes (primeros musulmanes que poblaron la zona de Granada). Aunque ha perdido gran parte de su antiguo esplendor, aún conserva su gran patio con una pequeña alberca, arcos de herradura y pequeñas inscripciones en árabe que decoran algunos muros. Las vistas desde su segundo piso son realmente espectaculares:
 
 
La iglesia de San Miguel Alto, las ruinas de la antiquísima muralla zirí o la Alhambra, son algunos de los numerosos puntos históricos que podemos visualizar desde las ventanas del palacio.
 
Como otros tantos palacios de Granada, pasó a manos de los Reyes Católicos, siendo cedido por éstos a su fiel secretario Hernando de Zafra. Sus jardines y dependencias fueron utilizados por la reina Isabel después de la conquista de 1492 para implantar el convento de monjas de clausura que aún lleva su nombre. Ha pertenecido a sus religiosas hasta comienzos del S.XX, época en que fue adquirido por el Estado.
 
Se puede acceder desde dos puntos: Uno, desde la Plaza de San Miguel Bajo veremos a la izquierda un callejón algo destartalado, llamado “Callejón de las Monjas“, el cual debemos seguir hasta que veamos el acceso del palacio. La segunda opción es tomando ese mismo callejón por el lado donde se encuentra el Aljibe del Rey, tomando una cuesta hacia abajo por la que pasamos bajo un antiguo acueducto que suministraba agua al convento de la misma acequia construida por el sultán Alhamar en el siglo XIII. 
 
Ya lo sabéis, si visitáis Granada y recorréis el Albayzín, no olvidéis hacer una parada en la Plaza de San Miguel Bajo, tomad una caña en sus terrazas y adentraos en la calle que lleva a esta joya escondida, ¡no os arrepentiréis!
 
¡Ah! Se me olvidaba: En el Callejón de las Monjas se encuentra un arco, llamado Arco de las Monjas o “Ladrón de Agua” donde, según se cuenta, en el año 1615 ocurrió un suceso bastante espeluznante y macabro. Pero esa es una historia que contaré en otra ocasión…
 
 

  2 comments for “Palacio de Dar al-Horra

  1. Kaw
    diciembre 22, 2015 at 7:11 pm

    Muy buen artículo!!! Viene bien recordar la existencia o dar a conocer, a los que no lo sepan aún, monumentos como este, que entre los otros muchos de Granada han quedado en segundo y tercer plano!
    El significado del apodo “al-Horra” que se le puso a Aixa, literalmente se refiere a “libre”, aunque la intención de llamarla así era más bien por su honestidad. Teniendo en cuenta un poquito la historia de su vida, el término que según los expertos se acerca más al significado real del palacio Dar al-Horra sería algo así como casa de la “honrada” o de la “señora”. No quiero cuestionar la traducción ni la opinión de los expertos en el tema, pero a mi parecer, tendría más sentido que fuera “libre”, porque en cierto modo tuvo su “libertad” en el momento en el que fue repudiada por Mulay Hasan.

  2. MonLerma
    diciembre 30, 2015 at 6:21 pm

    Y no te falta razón! Perdóname por responde tan tarde, pero ya se sabe que las Navidades son siempre un poco locura 🙂 Gracias por leerlo y gracias por tu aportación. Espero que en 2016 surjan nuevos posts interesantes y el trabajo me permita un poquito más. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.